15/01/2016

Alcides Sánchez Monge, estudiante PhD.

Alcides Sánchez Monge, estudiante PhD.

Nuestro Ticotal Alcides Sánchez Monge, es el talento destacado del mes de enero del 2016. Actualmente es estudiante de doctorado en la Universidad de Gante, Bélgica bajo la supervisión del Dr. Wim Bert, jefe de la Unidad de Investigación en Nematología. Alcides realizó sus estudios de maestría en biología en el Sistema de Estudios de Posgrado de la Universidad de Costa Rica.

 

1. ¿Cuáles en su caso fueron los determinantes y/o oportunidades para salir del país?

Durante mis años de maestría y laborales en la Universidad de Costa Rica resultó evidente que en el mundo académico y de investigación los estudios de doctorado son importantes para el crecimiento y reconocimiento profesional. 

Gracias a los contactos de algunos colegas estuve cerca de concretar una opción de doctorado que se tuvo que descartar por cuestiones económicas, pero poco  después fui elegido como recipiente de una beca Erasmus Mundus del proyecto PEACE, para un programa de estudios de 3 años en una universidad del consorcio. 

La historia de esta beca es algo atropellada pues me enteré de la misma menos de tres meses antes de la fecha límite para enviar aplicaciones. Precisamente por la poca antelación recibí algunas negativas en la búsqueda de un potencial tutor, pero un profesor de la Universidad de Gante mostró interés y en unas semanas todos los documentos solicitados estaban listos, gracias también al apoyo de otros funcionarios de la Universidad de Costa Rica. 

Envié la solicitud un día antes de la fecha límite, la beca me fue otorgada y menos de 3 meses después de la notificación estaba ya en Bélgica, iniciando el doctorado.

2. En términos generales,  ¿cómo describiría sus condiciones de vida en el exterior (p.ej. jornada de estudio y/o trabajo, se han cumplido sus expectativas de lo que sería desenvolverse profesionalmente en el extranjero, principales obstáculos que se le han presentado) 

La experiencia en el exterior ha sido muy enriquecedora, laboral y personalmente. No es sencillo acoplarse en un comienzo, pero con el tiempo se toma el ritmo necesario.

La jornada y las horas de trabajo no fueron problema pues suelo acomodarme bien a uso de horarios, pero mejor aún, la libertad de organizar las horas y agenda según y donde considere eficiente ha sido muy positivo, amén de la posibilidad de trabajar fines de semana y tener acceso a los edificios y laboratorios las 24 horas de ser necesario, o trabajar desde la casa si me es más práctico. Con lo que me cuesta (aún) acomodarme es con los cambios de estaciones. Es difícil levantarse temprano cuando inclusive a las 9:00am no ha salido el sol, y ver que oscurece a media tarde es también curioso para uno que está acostumbrado a ver el sol de 6:00am a 6:00pm. 

Dejando eso de lado, mis expectativas en estos años se han visto sobrepasadas particularmente por la internacionalización que se promueve. Por ejemplo, para cubrir los requisitos del plan de doctorado requería participar en al menos 3 eventos científicos internacionales relacionados con el tema de tesis. Gracias a esto tuve la oportunidad de visitar Cuba, Alemania y China, enriqueciendo la experiencia como estudiante al poder compartir con otros estudiantes/especialistas internacionales y también costarricenses en estos eventos, algunos de ellos han colaborado con el proyecto a partir de entonces. 

Realmente no he tenido obstáculos serios salvo algunos problemas menores en el trabajo de laboratorio que pudimos solventar, pero que representaron un retraso en el esquema propuesto. No obstante, gracias a esos pormenores decidimos ampliar un poco el tema del proyecto y esto ha terminado por enriquecerlo. El tiempo es quizá el rubro que más me preocupa en este momento, tengo varias cosas pendientes en cuanto a redacción de documentos pero confío saldrá todo bien. 

Finalmente, la oportunidad de vivir, estudiar y trabajar en el extranjero ha sido extremadamente instructiva. La interacción con personas de distintos orígenes, idiomas, carreras y culturas ha sido un reto en algunas ocasiones, Gante es una ciudad muy internacional y si bien el inglés es el idioma para asuntos académicos, a veces la comunicación en otros escenarios se hace en holandés o francés y es más complicado. Cada día se vive algo nuevo, lo que incrementa el impacto de esta experiencia.

3. ¿Qué tipo e intensidad de contacto profesional mantiene con CR? 

Cuento con una reserva de medio tiempo en la Universidad de Costa Rica así que mantengo una comunicación activa con mis colegas. En términos académicos hemos compartido literatura que no está disponible para una de las partes, y nuevos artículos han sido publicados en colaboración con algunos de ellos. 

4. Recomendaciones de iniciativas que apoyen que el talento en el extranjero actúe como agentes del desarrollo en Ciencia y Tecnología. 

Se debe incentivar la comunicación y la colaboración. El enlace con otros colegas  del área de especialidad durante y posterior a los estudios permite continuar y diversificar las líneas de trabajo, pero esto no puede lograrse sin una apertura a nuevas propuestas o con una mala comunicación. 

Durante este periodo en el extranjero, un aspecto que me ha llamado la atención es la posibilidad que tienen las universidades europeas de concursar por fondos regionales para investigación. Diversas instituciones internacionales manejan grandes presupuestos para financiar la investigación en aquellas universidades o centros interesados, y si bien el nivel de competencia es alto, existen recursos disponibles para continuar proyectos e iniciar nuevos. Al pensar sobre el equivalente a este sistema en el escenario costarricense creo que lo más cercano son algunos convenios internacionales sobre temáticas específicas. Dicho de otra forma, la investigación nacional es en su mayoría “auto financiada” por las instituciones que las realizan, detalle que es importante destacar pues presupone una limitación inherente, al tiempo que hace pensar en el mérito de los logros realizados en estas condiciones.

Dichas condiciones pueden y deben mejorarse si se desea estar a la vanguardia, y dado que el financiamiento internacional es limitado y las colaboraciones son la opción más factible, se deben aprovechar los contactos y conexiones generadas en los períodos en el extranjero.

5. ¿Estaría dispuesto(a) a regresar al país si se presentan las posibilidades idóneas?

Quedarme en el extranjero nunca fue mi intención, por lo que si, regresaré a Costa Rica al finalizar mis estudios. Como mencioné, cuento con una reserva de medio tiempo a la que espero reincorporarme para continuar la enseñanza e investigación, ahora con nuevas herramientas, opciones y visiones.

6. ¿Cuáles incentivos considera pertinentes para retener al talento científico en el país? 

Pregunta compleja. Quizá el mayor incentivo para aprovechar (no tanto “retener”) el talento nacional en el país son los mismos recursos que se destinan a la investigación. Sé que existen limitaciones y otras razones que median el destino de fondos, pero éstos son vitales para el quehacer científico. Por otra parte, se debe impulsar la continua formación como incentivo para la labor de los y las profesionales. La ciencia se renueva con mucha rapidez y se debe mantener al día. Una buena motivación para los talentos nacionales es tener la oportunidad de actualizar sus conocimientos, sea en congresos, capacitaciones, pasantías y cursos entre otros, que aparte de refrescar conceptos y técnicas logran el establecimiento de contactos para investigaciones conjuntas.

Por otra parte, he escuchado de algunos casos donde jóvenes profesionales se ven atados de manos para aplicar lo que aprendieron. Suele deberse a la falta de fondos, tecnología o infraestructura, pero también a la negatividad que existe ante el cambio, en especial si implica dejar de lado algunos paradigmas o concepciones previas. El apoyo económico a nuevas iniciativas es fundamental así como la voluntad para ello. 

Relacionado con el tema financiero, la posibilidad de publicar en revistas de alto impacto es -la mayoría de veces- baja, pues los costos asociados no pueden ser cubiertos por el/la investigador/a o el proyecto, destinando muy buenos trabajos a tener menor cobertura internacional. Esto es negativo para profesionales que han invertido tiempo y esfuerzo en un producto académico que al final no logra ser ampliamente difundido. 

Otra diferencia que salta a la vista es el tiempo destinado a los trámites administrativos. En Gante, la compra de reactivos, pasajes, materiales, equipos, reintegros, costos varios, etc se realiza en forma expedita y eficiente, sin tanto papeleo, las varias evaluaciones y el tiempo invertido que es tradicional en las instituciones nacionales. En ese sentido, se deben agilizar los procesos, no es raro que un proyecto no pueda avanzar en tanto se realiza el trámite de una cotización, por citar solo un ejemplo. 

Existe también (a mi parecer) poca oferta laboral para profesionales en ciencias. Acá he podido escuchar de ofertas para estudiantes en compañías o centros de investigación públicos o privados, industria, producción y otros, que pueden ser llamativos para los jóvenes profesionales. Un vínculo universidad-industria puede ser de gran valor, por ejemplo, hay compañías que financian los gastos de estudiantes de doctorado en un tema de su interés, donde posteriormente muchos de ellos terminan siendo contratados.

7. En su área de trabajo, ¿cuáles serían las necesidades de desarrollo del área en CR?

Aunque existe una gran diversidad de técnicas, actualmente la investigación biológica depende en gran medida de las herramientas e información que se genera de la genética. Análisis evolutivos, identificación de especies, caracterización de taxa/poblaciones son solo algunas aplicaciones de los análisis moleculares en el área biológica y agronómica, que repercuten en otra serie de campos y profesiones. Los ejemplos anteriores son poco frecuentes a nivel nacional porque generalmente implican un costo elevado; son necesarios la adecuación de instalaciones, creación de espacios, capacitaciones, reactivos y el pago de servicios entre otros, pero son pocos los que pueden cubrir los gastos asociados.

El roce constante con otros especialistas en actividades internacionales ya enumeradas pueden fácilmente mejorar y diversificar la investigación, inclusive facilitarla, por lo que debe incentivarse. Al mismo tiempo, se debe fomentar la creación de acuerdos intra e inter-universitarios a nivel nacional e internacional, que potencien la labor y favorezcan una mayor difusión y aplicabilidad, permeando el conocimiento a futuros profesionales y colegas de áreas afines.

8. ¿Desearía plasmar algún comentario adicional?

Solamente quisiera hacer un agradecimiento a la red TICOTAL de la Academia Nacional de Ciencias por esta distinción, así como a mi esposa y a mi familia por su constante apoyo. Debo agradecer también al proyecto PEACE Erasmus Mundus, a la Universidad de Gante (UGent), a la Universidad de Costa Rica (UCR) y al Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas (CONICIT) por el apoyo económico y logístico que me han dado a lo largo del proceso.