16/01/2017

Denia Ramirez Montealegre, Ph.D.

Dra. Denia Ramírez Montealegre

 

Nuestra Ticotal la Dra. Denia Ramírez Montealegre es nuestro talento destacado del mes de enero del 2017. Ella es Pediatra, realizó una maestría en salud pública en la Universidad de Rochester en NY. Su proyecto de investigación se enfocaba en la utilización de telemedicina como opción de acceso a especialistas desde áreas rurales. Obtuvo un doctorado filosófico (PhD) en genética donde logró desarrollar sus habilidades como investigadora enfocándose en la enfermedad de Batten, una enfermedad neurodegenerativa y fatal en niños. Posteriormente se especializó en neurología pediátrica que complementa su formación como Pediatra en Costa Rica y su formación como investigadora de Batten.

1. ¿Cuáles en su caso fueron los determinantes y/o oportunidades para salir del país? 

En mi caso la oportunidad de hacer una maestría en salud pública en la Universidad de Rochester en NY fue lo que me impulsó a salir del país. El programa se realizaba en conjunto con LINCOS (little intelligent communities). Mi proyecto de graduación se enfocaba en la utilización de telemedicina como opción de acceso a especialistas desde áreas rurales.

Al completar la maestría tome la decisión de aplicar al programa de doctorado filosófico (PhD) en genética. Aprender a movilizarme en el ambiente de investigación en ciencias básicas fue un cambio radical para alguien que hasta entonces se había enfocado a las ciencias clínicas.  Fueron cinco años enriquecedores en los que logre desarrollar mis habilidades como investigadora enfocándome en la enfermedad de Batten, una enfermedad neurodegenerativa y fatal en niños. La culminación del esfuerzo vino con la realización de una especialidad en neurología pediatrica que complementa mi formación como Pediatra en Costa Rica y mi formación como investigadora de Batten  

2. En términos generales,  ¿cómo describiría sus condiciones de vida en el exterior (p.ej. jornada de estudio y/o trabajo, se han cumplido sus expectativas de lo que sería desenvolverse profesionalmente en el extranjero, principales obstáculos que se le han presentado) 

Los años de PhD fueron intensos, jornadas de 12-18 horas diarias, la pasión por saber y la responsabilidad por darle respuestas a los padres y a los pacientes -aún cuando los resultados sean diferentes a los esperados- nos lleva a trabajar todos los días sin detenernos a ver el día de la semana o el mes del año. Yo completé mi programa en el tiempo establecido de cinco años y es indudable que la disciplina adquirida durante mis años como estudiante de medicina y como residente de la especialidad de Pediatría en el HNN fueron cruciales. 

La residencia en neurología pediatrica me regreso al trato con pacientes que es igualmente importante para mí; pero el enfoque en la práctica ha sido completamente diferente. En cada paciente veo una hipótesis, una oportunidad de aprender, una oportunidad de ayudar y una motivación para seguir adelante.

Los obstáculos son muchos, sobre todo en un ambiente extremadamente competitivo desde el punto de vista de financiamiento. Mantenerse enfocados, entender que la moneda en investigación se llama publicaciones, que la forma de dar a conocer nuestras ideas involucra asistir a conferencias y presentar posters, hacer preguntas, perder el miedo a conversar con personas que gozan de respeto internacional. En particular, una limitante fue no ser ciudadana norteamericana ni residente permanente. Las fuentes de financiamiento son aún más limitadas cuando no se puede accesar financiamiento del gobierno federal.

 Mi horario de trabajo no ha variado mucho desde que me gradué de mi especialidad hace cinco años o del PhD hace diez, y tiene que ver con el hecho de que yo decidí mantener una carrera dual como médico y científico porque es difícil balancear la responsabilidad de ambas carreras. Así que yo con frecuencia digo que yo soy 100% científica y 100% médico.

3. ¿Qué tipo e intensidad de  contacto  profesional mantiene con CR?

Yo mantengo mucho contacto con mis colegas, profesores, compañeros de graduación. Guardo un especial cariño por el HNN y un inmenso respeto por nuestro sistema de salud. Trato de visitar el hospital cuando visito el país -que es al menos una vez al año- y siempre estoy dispuesta a ayudar en lo que me sea posible, desde conseguir un artículo hasta ayudar a facilitar una rotación. 

Conforme los años han pasado, hay nombres nuevos dentro del HNN que no reconozco y hay otros grandes que ya no están con nosotros o que se han pensionado. Sin embargo, siempre da gusto recibir palabras de aliento y de apoyo de aquellos que nos enseñaron tanto y que forman parte fundamental en el éxito de sus estudiantes. A ellos les estoy tremendamente agradecida.

4. Recomendaciones de iniciativas que apoyen que el talento en el extranjero actúe como agentes del  desarrollo en Ciencia y Tecnología.

Creo que es importante que compartamos experiencias porque Costa Rica tiene un gran potencial. Es importante ampliar el area de biotecnología médica porque el ambiente académico y el nivel se presta para que crezcamos en esta area. Así mismo, el sistema de salud tiene una fuente de investigación invaluable tanto a nivel de ensayos clínicos como desarrollo de tecnologías. Poner en contacto personas dentro del país con costarricenses en el extranjero puede ampliar los horizontes para muchos estudiantes e investigadores.   Esto permitiría ampliar la oportunidad de realizar rotaciones en laboratorios de investigación y darles a los estudiantes y a investigadores que inician su carrera, una visión más amplia de las oportunidades que existen fuera del país daría además a conocer el inmenso potencial que nuestro país ofrece para desarrollar programas que son de interés y que en otros países pueden ser el doble de costosos. Es la llave para establecer contacto con otros investigadores y generaría sólidos programas de colaboración internacional en investigación.

5. ¿Estaría dispuesto(a) a regresar al país si se presentan las posibilidades idóneas? 

Costa Rica es mi país, la tierra donde nací, el país que me dio la oportunidad de estudiar una carrera; el sitio donde la mayoría de mi familia vive. Yo por sobre todo soy costarricense y lo digo siempre con orgullo. El trayecto ha sido intenso pero lo que he obtenido de cada experiencia lo valoro enormemente. Siempre hemos estado abiertos a la opción de regresar si las oportunidades así lo permiten. Uno siempre quiere regresar a casa.  

6. ¿Cuáles incentivos considera pertinentes para retener al talento científico en el país? 

Establecer programas de intercambio y de colaboración internacional que permitan accesar a tecnologías y financiamiento. Ver a la investigación científica y a los estudios de ensayo como carreras sólidas es imprescindible.  La mayoría de las personas que hacen PhD se ven limitados a trabajar más en el area clínica y se les corta esa pasión que al inicio s tiene por preguntar, por buscar, por investigar. Un país que tiene tanto por ofrecer y que tiene la población y las bases académicas, necesita un programa (o varios) claramente establecidos que estén al alcance de todos los estudiantes. Si no se siembra no podemos cultivar y si no se nutre no podemos crecer. 

Se necesita de apoyo a todo nivel, académico, institucional, del gobierno, y se necesits alimentar el principio de colaboración que nos permita ver a otros como iguales, no como competencia. Necesitamos una ley de investigación bioetica sólida, bien elaborada por aquellos que hacen investigación. De lo contrario va a ser difícil atraer talento que se encuentra afuera y se incentiva la fuga de nuevos talentos. Por las condiciones del país, es difícil ver a la investigación científica o clínica sin el apoyo de las casas farmacéuticas, pero con una ley clara y bien estipulada se puede lograr lo que se hace en otros países: obtener el beneficio del financiamiento sin comprometer la investigación y/o la salud de las personas.  Conforme el renombre crece, las colaboraciones internacionales pueden sustituir o complementar las fuentes de financiamiento.

   

7. En su área de trabajo, ¿cuáles serían las necesidades de desarrollo del área en CR?

Mejorar los programas de investigación y el acceso a tecnología de punta. Acceso a financiamiento y establecimiento de centros dedicados a la investigación que provean y promuevan un ambiente de colaboración científica. 

Mi enfoque es en el area de medicina translacional: del laboratorio al paciente y de regreso. Estudiar enfermedades y poder aplicar lo que se aprende en pacientes es mi forma de sopesar una mala noticia. Para mí es difícil decirle a un padre que su hijo tiene una enfermedad incurable sin darle la esperanza de que alguien está haciendo algo más por ellos.

   

8. ¿Desearía plasmar algún comentario adicional?

Durante mi residencia en neurología pediátrica conocí al Dr. Robert Joynt un ser humano brillante, alguien que nunca perdió la noción de que ser un educador y compartir conocimientos es el mejor regalo que uno puede recibir. Él tenía dos frases que yo atesoro. La primera: "las manos ocupadas son manos felices", que me ha enseñado a no quejarme por tener "mucho trabajo". La segunda, "no siempre se puede estar en lo correcto, pero siempre se puede ser generoso; para la generosidad no hay límites!", y que encierra lo que he encontrado en incontables ocasiones en este viaje. Es la frase que me permite seguir aprendiendo de mis estudiantes, de mis residentes, de mis pacientes. Yo soy una pieza, pero no soy la única ni la más importante.