15/03/2019

Ing. Adriana Coppola-González

Ing. Adriana Coppola-González

Nuestra Ticotal la Ing. Adriana Coppola-González es nuestro talento destacado del mes de marzo 2019. Adriana es Ingeniera Industrial graduada de la Universidad de Costa Rica, posteriormente obtuvo una maestría en Energías Renovables con especialidad en fotovoltaicos y en almacenamiento de energía de la Universidad de Oldenburg. Su investigación se centró en la demanda, uso y recuperación de la plata en paneles fotovoltaicos de silicio.

Actualmente es consultora en temas de cambio climático y sostenibilidad en Alemania, y colabora como negociadora en las conferencias del cambio climático de Naciones Unidas.

Adriana indica que un factor determinante en su éxito académico y profesional es el alto grado de excelencia y nivel académico de la Universidad de Costa Rica.

1.    ¿Cuáles en su caso fueron los determinantes y/o oportunidades para salir del país? 

Desde los 11 años, por medio de becas de la Asociación Mundial de Guías y Guías Scouts, tuve la oportunidad de viajar y vivir fuera del país y así conocer muchos lugares y culturas diferentes. Siempre me fascinó la idea y experiencia de vivir lejos de mi zona de confort. 

Elegí estudiar Ingeniería Industrial por las múltiples ramas en las cuales es posible especializarse, y desde que entré a la carrera supe que mi meta era hacer mis estudios de postgrado en temas relacionados con el medio ambiente en Europa. 

Siempre tuve un gran apoyo y estímulo de mis papás y profesores universitarios para buscar oportunidades de estudio fuera de Costa Rica. En el 2016 se me otorgó una beca completa del DAAD (Servicio Alemán de Intercambio Académico) dentro de su programa de becas de postgrado para el desarrollo, dirigidas a profesionales de países en desarrollo, para cursar una maestría en Energías Renovables en la Facultad de Física de la Universidad de Oldenburg. El proceso fue muy competitivo, otorgando únicamente 8 becas entre más de 600 aplicantes. La beca cubrió todo: pasajes, estipendio mensual para gastos, seguro médico, clases de alemán incluso dinero extra para ropa de invierno, lo cual me permitió centrarme únicamente en mis estudios durante la maestría.

El alto grado de excelencia y nivel académico de la Universidad de Costa Rica han sido determinantes en mi éxito académico y profesional. 

2.    En términos generales, ¿cómo describiría sus condiciones de vida en el exterior (p.ej. jornada de estudio y/o trabajo, se han cumplido sus expectativas de lo que sería desenvolverse profesionalmente en el extranjero, principales obstáculos que se le han presentado) 

Mis condiciones de vida en Alemania han sido muy buenas. Vivo en una pequeña ciudad al norte de Alemania en donde se puede viajar en bicicleta a todas partes y es muy seguro, además el sistema de salud funciona bastante bien.

Al inicio fue complicado porque no hablaba alemán, pero poco a poco logré aprender el idioma. También fue necesario conocer y entender la cultura e historia a fondo que es muy particular y se puede identificar en casi todos los aspectos del día a día. Además, aunque Alemania es conocida por su alta tecnología, es un país de contradicciones, en donde por ejemplo pagar con tarjetas, tener buen acceso a internet y red celular o hacer trámites digitales en la vida diaria es una realidad aún lejana. Acostumbrarme a tener que enviar cartas en lugar de correos electrónicos o saber que no se pueden hacer las compras un domingo porque todo está cerrado me requirió de cierto esfuerzo.

En lo académico, al ser extranjera y mujer tuve que enfrentar muchos más retos de los que tienen las personas de aquí. Aún prevalece una fuerte cultura académica machista institucionalizada, más aún en ciencias e ingeniería. Sin embargo, al ver esta situación quise hacer algo para mejorar las condiciones y formé el grupo de 500 Científicas Oldenburg, en donde ahora participan más de 25 mujeres de todo el mundo, y tenemos apoyo con el grupo feminista de la federación de estudiantes de la Universidad, quienes nos apoyan económicamente para proyectos de mujeres en STEM, y brindan financiamiento para asistencia a conferencias, por ejemplo. Este tipo de oportunidades, así como apoyo disponible para emprendimientos tecnológicos por ejemplo hacen que desenvolverse como profesional en Alemania sea muy interesante. 

3.    ¿Qué tipo e intensidad de contacto profesional mantiene con CR? 

Actualmente colaboro con la delegación costarricense en las conferencias de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. Durante las conferencias soy negociadora en el área de tecnología y brindo soporte en temas científicos. Siempre disfruto y aprendo mucho trabajando con otros costarricenses.

Mantener el contacto profesional con Costa Rica y apoyar desde mi conocimiento y experiencia ha sido muy gratificante ya que siento que aún tengo mucho por ofrecer para el desarrollo de mi país. También mantengo contacto profesional con algunos de mis colegas de ingeniería y excompañeros de mis antiguos trabajos.

4.     Recomendaciones de iniciativas que apoyen que el talento en el extranjero actúe como agentes del desarrollo en Ciencia y Tecnología.

Primero que todo, es necesario cambiar el pensamiento de que si no se está presencialmente en Costa Rica no se puede aportar al país. 

Creo que tener encuentros o conferencias de costarricenses en ciencia y tecnología en el extranjero podrían ser muy beneficiosos. 

5.    ¿Estaría dispuesta a regresar al país si se presentan las posibilidades idóneas? 

Si claro, sin embargo, antes de considerar regresar a Costa Rica quiero hacer mi doctorado. Manteniendo algunas de mis condiciones laborales como el balance entre vida familiar y trabajo, consideraría con mucho entusiasmo regresar a Costa Rica.  

6.    ¿Cuáles incentivos considera pertinentes para retener al talento científico en el país?

Considero que las condiciones de trabajo como cargas laborales, salarios y acceso a equipo es fundamental para que las personas consideren hacer investigación en Costa Rica. Reducir el tiempo y agilizar los trámites para los reconocimientos de estudios efectuados en el exterior también es muy importante. 

7.    En su área de trabajo, ¿cuáles serían las necesidades de desarrollo del área en CR?

En mi área, creo que es posible que nuestro país se posicione como el laboratorio de descarbonización de la región, por ejemplo, ya que hay suficientes profesionales costarricenses capacitados en las disciplinas que se requieren y nuestro país es un referente en temas ambientales para el resto del mundo, sin embargo, es fundamental que se inviertan recursos tanto públicos como privados.

Se deben crear nuevos mercados y nuevos puestos de trabajo en el sector de cambio climático y energías limpias, así como nuevas fuentes de financiamiento para proyectos de investigación y desarrollo. 

 8.    ¿Desearía plasmar algún comentario adicional? 

Continuar fomentando las vocaciones científicas y especialmente en grupos subrepresentados como las mujeres será la clave para el desarrollo de Costa Rica.

Los costarricenses en el extranjero por lo general siempre destacamos por nuestro alto nivel académico y profesional, por ser personas muy esforzadas y comprometidas con nuestros trabajos. Aprovechar todo el talento para juntos construir la Costa Rica que soñamos es posible, sea donde sea que estemos. Creo que nuestro país está listo para pensar en transformar nuestra economía a una descarbonizada, digital y basada en el conocimiento.