15/09/2017

Ing. Anthony Valverde Abarca

Ing. Anthony Valverde Abarca

Nuestro Ticotal el Ing. Anthony Valverde Abarca es el talento destacado del mes setiembre del 2017, él se graduó de la Universidad de Costa Rica como Ingeniero Agrónomo con énfasis en zootecnia. Trabajó como profesor instructor en la Escuela de Agronomía del Instituto Tecnológico de Costa Rica.

 En el 2009 inició una maestría en mejora genética animal y biotecnología de la reproducción en la Universidad Autónoma de Barcelona y Universidad Politécnica de Valencia, desarrollando su trabajo de investigación en el departamento de medicina y cirugía animal de la Universidad de Murcia donde se introdujo en el mundo de la biología de reproducción.

Posteriormente fue incorporado al Programa de producción agropecuaria (PPA, programa único en las Escuelas de Agrónomos de Costa Rica) de la Escuela de Agronomía del Instituto Tecnológico de Costa Rica, en el área de bovino de carne hasta finales de 2014. Actualmente se encuentra obteniendo su doctorado en biodiversidad y biología evolutiva, en el departamento de Biología funcional y antropología física de la Universidad de Valencia.

 

1.    ¿Cuáles en su caso fueron los determinantes y/o oportunidades para salir del país?

Desde muy temprana edad, estuve involucrado con el mundo de la producción animal, ya que mi padre tiene una pequeña finca en la zona sur del país, en San Vito de Coto Brus. Posteriormente, cuando ingresé a la Universidad de Costa Rica, sabía que iba a estudiar zootecnia y ahí conocí al que fue mi profesor, mentor y amigo, el Dr. Henry Soto Murillo, quién me impulsó a seguir estudios de maestría y doctorado fuera del país después de graduarme como Ingeniero Agrónomo con énfasis en Zootecnia. En el 2008, me incorporé como profesor instructor en la Escuela de Agronomía del Instituto Tecnológico de Costa Rica, donde obtuve el apoyo necesario del Ing. Arnoldo Gadea Rivas y el Ing. Olger Murillo Bravo, para conseguir los permisos y avales institucionales para salir del país. Así fue como en el 2009, y gracias a una beca del Centro Internacional de Altos Estudios Agronómicos Mediterráneos (CIHEAM) y del MICITT, empecé una maestría en Mejora genética animal y biotecnología de la reproducción en la Universidad Autónoma de Barcelona y Universidad Politécnica de Valencia, por tratarse de un máster interuniversitario. Mi trabajo final de master lo desarrollé en el departamento de medicina y cirugía animal de la Universidad de Murcia donde me introduje en el mundo de la biología de reproducción. Posteriormente, regresé al país y continué trabajando en el TEC, me incorporé al Programa de producción agropecuaria (PPA, programa único en las Escuelas de Agrónomos de Costa Rica) de la Escuela de Agronomía, en el área de bovino de carne hasta finales de 2014. En el segundo semestre de 2014, y gracias a una beca del MICITT para traída de expertos, invité al Dr. Carles Soler Vázquez; catedrático de la Universidad de Valencia; al TEC para desarrollar proyectos de colaboración mutua y de ahí surgió la idea de completar mi formación académica, por lo que decidí iniciar mi doctorado en biodiversidad y biología evolutiva, gracias al apoyo del TEC y el MICITT, en el departamento de Biología funcional y antropología física de la Universidad de Valencia.

2.    En términos generales, ¿cómo describiría sus condiciones de vida en el exterior (p.ej. jornada de estudio y/o trabajo, se han cumplido sus expectativas de lo que sería desenvolverse profesionalmente en el extranjero, principales obstáculos que se le han presentado)

En la vida académica se presentan diferentes formas de adquirir conocimiento y todas ellas son válidas. Siempre se requiere de esfuerzo, dedicación, horas de estudio, tiempos extraordinarios, mucha disciplina, rigurosidad académica, científica e intelectual y todo ello puede estar condicionado a momentos de mayor o menor volumen de trabajo. Adicional a lo meramente académico, pero no exento del mundo intelectual, vivir en el exterior te enriquece culturalmente de una manera significativa porque tienes que insertarte dentro de la sociedad y conocer tu alrededor.

La vida en España y particularmente en Valencia es muy agradable. Prácticamente se goza de buen tiempo durante casi todo el año, tienes el mar y la playa al lado (¡no tan lindas como las de Costa Rica!) y qué decir de la inconfundible paella valenciana que puedes disfrutar y hacer vos mismo si te interesas un poco por la cocina mediterránea.   

Mis expectativas se han cumplido hasta el momento, y gracias al grupo de investigadores que he conocido durante estos años y con quienes he realizado colaboraciones conjuntas. El año pasado, por ejemplo, tuve la oportunidad de ser editor junto con mi tutor de tesis doctoral, de un número especial en morfometría espermática de la Revista Asian Journal of Andrology, lo cual significó todo un reto académico y profesional. Además, el estar en un equipo multidisciplinario ha sido de gran provecho y he podido participar en investigaciones, con publicaciones en coautoría, de diversa índole que van desde la reproducción y caracterización morfológica del semen de los zorros finlandeses, fragmentaciones del ADN en espermatozoides humanos, subpoblaciones espermáticas en Puma concolor o morfología espermática en llamas sudamericanas. 

3.    ¿Qué tipo e intensidad de contacto profesional mantiene con CR?

Mantengo contacto profesional con los colegas de la Escuela de Agronomía del TEC, y mantengo colaboración indirecta con los proyectos de investigación vigentes en biología de la reproducción, adscritos a la Vicerrectoría de Investigación y Extensión. Además, mantengo contacto con otras universidades estatales y organizaciones gubernamentales donde interactuamos para ver posibles colaboraciones.

4.     Recomendaciones de iniciativas que apoyen que el talento en el extranjero actúe como agentes del desarrollo en Ciencia y Tecnología.

Se deberían favorecer iniciativas para vincular estudiantes de grado y posgrado con proyectos de investigación y promover la carrera investigadora. En mi caso particular, la biología de la reproducción en especies ganaderas y no tradicionales es un área poco explorada en el país por lo que tenemos el reto de estructurar equipos de colaboración y promover la salida al extranjero de más personas para que se terminen de formar y que regresen al país con el ímpetu necesario para realizar su aporte a la ciencia y tecnología en beneficio del país.

5.    ¿Estaría dispuesto(a) a regresar al país si se presentan las posibilidades idóneas?

Por supuesto que sí, creo que todo (a) costarricense siempre sentirá felicidad de volver a la Patria. Regresaré y me incorporaré a la Escuela de Agronomía del TEC, donde tengo permiso por estudios y continuaré desarrollando carrera investigadora y colaborando con docencia universitaria.

6.    ¿Cuáles incentivos considera pertinentes para retener al talento científico en el país?

Las políticas gubernamentales que destinan recursos económicos, para los interesados en continuar una carrera académica e investigadora, son un buen incentivo para disponer de un recurso humano preparado y sobre todo que quiera aportar al país.  

El presupuesto de la Universidades estatales para investigación debe ser creciente y favorecer a los jóvenes investigadores recién graduados para que continúen con sus líneas de trabajo y no sólo eso, sino que dotarles de equipos necesarios para que la investigación realizada pueda hacerse de la mejor forma.  

7.    En su área de trabajo, ¿cuáles serían las necesidades de desarrollo del área en CR?

En la reproducción de especies ganaderas, por poner un ejemplo; se debe ir promoviendo la idea de que muchas pruebas que se realizan de forma rutinaria en las granjas; como por ejemplo la calidad seminal; son subjetivas y debemos ir descartando estas prácticas y promover mayores criterios científicos entre los técnicos. Lo anterior pasa por desarrollar alianzas con el sector productivo; algo fundamental y necesario; para ir promoviendo las ideas y cambiando paradigmas.

Por otro lado, y que resulta un área de trabajo incipiente en la agronomía y zootecnia en Costa Rica es lo que se refiere a zoo criaderos y reproducción en cautividad. Hay una ventaja comparativa y es que en nuestro país tenemos el principal insumo para desarrollar la biología de la reproducción de especies no tradicionales y es la increíble biodiversidad con que se cuenta. Sin duda, esto resulta de interés práctico para el desarrollo del agro ecoturismo.

Desde el punto de vista académico, resulta necesario la formación de personas, por lo que la creación un programa de posgrado con énfasis académico y/o profesional sería un buen comienzo. Mantener una comunicación fluida y constante con colaboradores internacionales y fomentar espacios para el desarrollo de la ciencia, particularmente en nuestro caso, la biología de la reproducción es fundamental. Los equipos multidisciplinarios vendrían a contribuir para desarrollar áreas afines, promover congresos y foros de discusión, compartir experiencias y resultados dentro y fuera del país haría sin duda que el área de estudio fuese creciendo y que nuevas personas interesadas y con vocación se incorporaran.  

8.    ¿Desearía plasmar algún comentario adicional?

Mi reflexión es hacia los nuevos profesionales costarricenses: interésense por la ciencia y el placer del descubrimiento, exploren nuevas experiencias fuera de nuestro país y nunca olviden sus raíces. 

Quisiera agradecer a la red TICOTAL de la Academia Nacional de Ciencias de Costa Rica, por esta iniciativa de documentar la experiencia de jóvenes costarricenses que se encuentran formándose en el extranjero. Agradecer también al Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), y al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y tecnológicas (CONICIT) por el apoyo brindado.