16/02/2015

Isaac F. Céspedes Camacho, Ph.D.

Dr. Isaac F. Céspedes Camacho

Nuestro Ticotal el Dr. Isaac F. Céspedes Camacho, es nuestro talento destacado del mes de febrero del 2015. Él realizó sus estudios doctorales en la Universidad de Salamanca (España), estudiando la cinética química y termodinámica de agentes mutágenos. Posteriormente se trasladó a la Universiteit Leiden (Países Bajos), donde obtuvo su postdoctorado, estudiando la Resonancia Magnética Nuclear en estado sólido de organismos fotosintéticos. Actualmente se encuentra trabajando en la Universität Leipzig (Alemania) con un grupo de investigación estudiando fenómenos de hiperpolarización en campos magnéticos bajos, así como estudios de química de espines en procesos fotosintéticos.

1.   ¿Cuáles en su caso fueron los determinantes y/o oportunidades para salir del país?

Luego de obtener mi bachillerato en Química, tenía mucho interés en continuar estudios de posgrado pero vi que las opciones que se me ofrecían en Costa Rica no eran las que yo buscaba. Empecé entonces a aplicar a distintas universidades, tanto en Europa como en América Latina. La decisión de adónde viajar no fue sencilla hasta que después de una charla con el Prof. Julio Casado, quien fue mi supervisor académico y es hoy mi amigo y padre científico, me decidí a viajar a Salamanca para hacer mi maestría y doctorado.

Al inicio fue bastante difícil, pues dependía económicamente de mi familia. Por suerte, pude aplicar a unas becas del Gobierno español para estudios doctorales y esto me facilitó continuar mi vida profesional de una manera más tranquila e independiente.

2.   En términos generales,  ¿cómo describiría sus condiciones de vida en el exterior (p.ej. jornada de estudio y/o trabajo, se han cumplido sus expectativas de lo que sería desenvolverse profesionalmente en el extranjero, principales obstáculos que se le han presentado)

He tenido la suerte de desarrollar una carrera profesional bastante satisfactoria que me ha permitido viajar mucho, conocer mucho y, lo más importante, conocer a muchas y muy valiosas personas. En algunos momentos el choque cultural fue muy grande (como cuando me fui a hacer mi postdoctorado a Holanda) pero finalmente las experiencias vividas y el conocimiento adquirido son incalculables.

No me puedo quejar, en absoluto, de la calidad de vida que he tenido y tengo actualmente. Estoy trabajando en lo que me gusta, con un gran apoyo por parte de las universidades con las que colaboro, con gente muy valiosa a mi alrededor y siempre intentando superarme, como profesional y ser humano.

Además, como costarricense he tenido muchas facilidades que otras nacionalidades no tienen (e.g. obtención de visados, reputación)  lo que me ha hecho valorar aún más el papel de Costa Rica a nivel mundial y la muy buena educación que recibí en la Universidad de Costa Rica.

3.   ¿Qué tipo e intensidad de contacto profesional mantiene con CR?

En los últimos años mi relación profesional con profesores y estudiantes en Costa Rica es bastante alta. Tengo unos proyectos de colaboración con la Escuela de Química de la Universidad de Costa Rica, el CELEQ y el CIPRONA. El año pasado pude organizar, con apoyo de la Escuela de Química y la Universität Siegen, un curso de Resonancia Magnética Nuclear (RMN) en estado sólido para estudiantes de posgrado, con el fin de iniciar una estrategia orientada al aprendizaje y aplicación de esta técnica dentro de las líneas de investigación que se desarrollan actualmente en la UCR.

Al mismo tiempo, he intentado fortalecer las pasantías de estudiantes costarricenses en universidades europeas. He tenido la suerte de recibir ya a dos estudiantes del Sistema de Estudios de Posgrado (SEP) de la UCR, que han venido a trabajar conmigo por un par de meses y a aprender algunas técnicas que no están disponibles en Costa Rica. Los resultados que se han estado obteniendo son prometedores. No me cabe duda, que la calidad de los estudiantes en Costa Rica es excepcional e intentaré, en el tanto me siga siendo posible, buscar que más estudiantes vengan a Europa y desarrollen sus capacidades profesionales.

4.    Recomendaciones de iniciativas que apoyen que el talento en el extranjero actúe como agentes del  desarrollo en Ciencia y Tecnología.

Como se lo comentaba en la pregunta anterior: la calidad académica de los estudiantes en Costa Rica es increíble. Pienso que se deben impulsar más estrategias y planes de movilidad (especialmente para estudiantes) que tomen en cuenta a los profesionales que se encuentran desarrollando sus líneas de investigación en el extranjero y, de esta forma, encontrar puntos de interés que beneficien a ambas partes.

Sería importante organizar más seminarios, escuelas de verano y cursos que puedan ser impartidos por profesionales que están en el extranjero. Y no sólo es cuestión de organizarlos sino también de darles la visibilidad y divulgación apropiada para que más estudiantes puedan asistir a ellos. La idea es que el estudiante en Costa Rica (y el profesorado) tenga conocimiento de quiénes están fuera, qué están haciendo y cómo puedo relacionar lo que ellos hacen con las líneas de investigación y planes de estudio que se desarrollan en Costa Rica.

5.   ¿Estaría dispuesto(a) a regresar al país si se presentan las posibilidades idóneas?

Sin lugar a dudas. Me encantaría mucho poder volver.

6.   ¿Cuáles incentivos considera pertinentes para retener al talento científico en el país?

El primer cambio que se debe hacer es social: crear conciencia en la sociedad costarricense de que la ciencia y la investigación son prioritarias para el desarrollo del país y requieren, no sólo inversión económica sino también interés político. Este debe ser el plan global y de largo plazo.

En términos más específicos y que pueden lograrse en el corto y mediano plazo, pienso que se deben recalcular los salarios que reciben los investigadores en Costa Rica (el último informe del Estado de la Nación ya alerta sobre esto). Hay que intentar que el trabajar en ciencia y hacer investigación sea, no sólo fascinante, sino atractivo. No basta con que el estudiante se interese y le guste la ciencia (eso sobra en Costa Rica), es motivarles a que trabajando en ello puedan tener una vida estable y satisfactoria, tanto económica como socialmente.

También es importante incentivar, tal como comentaba antes, la movilidad de los profesores y estudiantes, no sólo para estancias cortas sino también para la asistencia a congresos y seminarios. Es bastante satisfactorio ver como en los últimos años, el MICIT y otras instituciones gubernamentales están invirtiendo recursos para becas y proyectos de investigación. Ese debe ser el camino a seguir.

7.   En su área de trabajo, ¿cuáles serían las necesidades de desarrollo del área en CR?


La Resonancia Magnética Nuclear (RMN) es una técnica bastante conocida y muy utilizada por químicos orgánicos e inorgánicos como herramienta para la elucidación de la estructura química de los compuestos que estudian. En Costa Rica esta no es la excepción, contando en el país con un par de equipos de alta tecnología (hace pocos años, el Centro de Investigaciones en Productos Naturales –CIPRONA– de la UCR adquirió un RMN de 600MHz).

Lo que sucede es que la RMN no es únicamente una herramienta de elucidación sino una gran rama de la ciencia, en la que es posible realizar investigaciones de alto impacto en áreas tan diversas como la medicina, la ingeniería de materiales o la nanotecnología. Dicha investigación aún no se da en Costa Rica, en gran medida debido al altísimo costo que tienen los equipos y el mantenimiento de los mismos. Por lo tanto, ha llegado el momento en Costa Rica de dar ese salto, y empezar a hacer investigaciones en RMN que, estoy seguro, darán un gran impulso al I+D+i en nuestro país.

8.   ¿Desearía plasmar algún comentario adicional?

En primer lugar agradecerles a los miembros de la ANC y TICOTAL por el interés que están poniendo en fortalecer el contacto entre los profesionales que nos encontramos fuera del país y buscando alternativas de colaboración entre Costa Rica y nosotros. Les felicito por el trabajo que están haciendo.

Soy consciente del enorme potencial que tenemos en Costa Rica e iniciativas como las que ustedes están proponiendo son un paso hacia delante para la mejora de nuestro país. Debemos crear conciencia de la importancia de la ciencia y la tecnología y el papel que ellas tienen en el desarrollo de un país. Cuentan conmigo para lo que necesiten y espero poder seguir colaborando con Costa Rica y con ustedes.