15/12/2014

Sergio Mora, Ph.D.

Sergio Mora, Ph.D.

Nuestro Ticotal el Dr. Sergio Mora es nuestro talento destacado del mes de diciembre del 2014, él es Ingeniero Geólogo. Actualmente se encuentra en Buenos Aires, Argentina, como consultor para el Banco Mundial. Su línea de investigación se basa en Gestión del Riesgo.

1.   ¿Cuáles en su caso fueron los determinantes y/o oportunidades para salir del país?

A principios de 1998 el Banco Interamericano de Desarrollo convocó a un concurso para nombrar un profesional en los temas de la “gestión del ambiente y del riesgo”, para trabajar como “especialista sectorial” en América Latina. Mi CV fue escogido entre 68 concursantes y comencé a trabajar el 1 de agosto de 1998. Me fue asignada, como primera tarea, apoyar los proyectos del BID, en esos temas, en República Dominicana y Haití. En ese momento interpreté como una oportunidad muy buena para mi carrera, considerando los temas, los desafíos de trabajar en esos países y por supuesto las expectativas de desarrollo profesional y ventajas financieras de ese tipo de plazas en una institución multilateral prestigiosa. Luego, también trabajé en El Salvador, Bolivia, Paraguay y en la sede del Banco en Washington DC. Mi labor giró alrededor de la realización de tareas de investigación en los temas del ambiente, recursos naturales, gestión del riesgo, desarrollo rural y energía. Colaboré también en la formulación y puesta en marcha de la políticas corporativas y operativas del Banco en esos temas. También tuve la oportunidad de escribir varios artículos en revistas arbitradas, numerosos informes técnicos y participar como expositor en varios eventos internacionales.

Me retiré del BID en diciembre de 2007, decidí trabajar como consultor independiente y residir en Buenos Aires, Argentina desde entonces y hasta la fecha. He trabajado intensamente para el Banco Mundial, varias empresas privadas, universidades. Me ha correspondido participar en trabajos de consultoría e investigación, obras de infraestructura y desarrollo, docencia y realizar presentaciones y conferencias magistrales en América Latina, Caribe, Norteamérica, Europa, África, Oriente Medio y Oceanía. 

2.   En términos generales,  ¿cómo describiría sus condiciones de vida en el exterior (p.ej. jornada de estudio y/o trabajo, se han cumplido sus expectativas de lo que sería desenvolverse profesionalmente en el extranjero, principales obstáculos que se le han presentado)

 Sin duda, mis expectativas se han cumplido de manera muy amplia y completa… yo diría que incluso se han sobrepasado… de largo. Mi desarrollo profesional y personal ha sido muy extenso y satisfactorio.

Los obstáculos, nunca faltaron, incluso algunos severos y hasta dolorosos y penosos. Los choques culturales en países distintos del nuestro, las dificultades para adaptarse a sistemas corporativos complejos, burocráticos en extremo, con jerarquías verticalistas rígidas y extremadamente competitivos (no siempre con juego limpio). Afortunadamente, esos obstáculos fueron superados gracias al empeño, la maduración y la dedicación.

Mis jornadas de trabajo fueron siempre muy intensas, nunca menores a las 10 horas diarias de labor, a veces incluso los fines de semana y feriados. El período más intenso y agotador fue durante mi trabajo con el BID y en las consultorías con el Banco Mundial.

Las condiciones de vida han sido muy variables: Mientras fui funcionario del BID, tuve acceso a residencias de funcionario internacional, relativamente lujosas, aunque las condiciones de trabajo y desplazamiento en el campo fueron siempre complicadas, no siempre adecuadas y a veces peligrosas.

Como consultor internacional, sobre todo en los proyectos para el Banco Mundial, me ha tocado desplazarme a lugares incómodos y peligrosos. Por ejemplo, trabajé casi por medio tiempo en Haití después del terremoto de enero de 2010 y durante dos años y medio. Viví en campamentos y bajo condiciones de vida muy degradadas en el entorno. También he estado en lugares peligrosos y con conflictos étnicos y militares, como por ejemplo en Camerún, Djibouti y Yemén, en donde las condiciones de vida son también muy difíciles (comida, hospedaje, transporte, seguridad, calidad del agua, etc.).

Ya fuera de las instituciones multilaterales, mi condición de trabajador independiente me ha permitido mejorar mi calidad de vida y sobre todo mi vida familiar. Ahora puedo administrar y dedicar más tiempo y de mejor calidad a mi familia. Desde el punto de vista material, mis condiciones son mucho más austeras (tengo ingresos mucho más reducidos y actualmente resido en un apartamento de 90 m2, que lo prefiero a las casas grandes anteriores), pero con más tiempo para mí mismo también. Dedico mucho más tiempo a escribir artículos, investigar y preparar los materiales didácticos para mis clases en las universidades, las presentaciones en los congresos y a aprovechas la oferta cultural disponible.

3.   ¿Qué tipo e intensidad de  contacto  profesional mantiene con CR?

Siempre estuve en contacto con mis colegas y amigos. El colegio de Geólogos de Costa Rica me ha brindado esa posibilidad gracias a la instalación de su sistema de correo electrónico y de foro interactivo. Las Juntas Directivas se han preocupado mucho para que nosotros estemos siempre en contacto y tengamos la posibilidad de intercambiar nuestras ideas y experiencias. Nuestro foro es prácticamente una red social madura y estable, aparte de ser de muchísima utilidad.

También he guardado contacto frecuente con mis ex-compañeros del ICE, de la Escuela de Geología de la UCR y de otros amigos profesionales, con los que a menudo me comunico.

Participo también de un foro informal por correo electrónico, con alrededor de 60 personas, en donde comentamos temas políticos, de actualidad y humor, lo que me mantiene actualizado sobre las realidades nacionales.

4.    Recomendaciones de iniciativas que apoyen que el talento en el extranjero actúe como agentes del  desarrollo en Ciencia y Tecnología.

Este es un punto clave y crítico, a la vez… De parte de las autoridades nacionales y de la academia, en mi caso, he estado aislado casi totalmente. No ha habido casi ninguna relación ni contacto. Mi desarrollo científico y profesional ha sido un asunto que se ha guardado para mí mismo y tal vez para algunos amigos cercanos o alumnos. Es muy poco lo que ha permeado hacia las instituciones nacionales como tales. La verdad, en ese sentido, me he sentido como una prueba más de que “nadie es profeta en su tierra”. Desearía tener más interacción y trabajo para regresar a Costa Rica.

5.   ¿Estaría dispuesto(a) a regresar al país si se presentan las posibilidades idóneas?

 Por supuesto, sin duda y con entusiasmo…es lo que deseo en este momento.

6.   ¿Cuáles incentivos considera pertinentes para retener al talento científico en el país?

 Condiciones apropiadas de equipos, laboratorios, objetivos, planificación, ambiente laboral y buen salario.

 7.   En su área de trabajo, ¿cuáles serían las necesidades de desarrollo del área en CR?

 Tengo varias visiones y “especialidades”. Hay muchas condiciones adversas debidas a la creación de obstáculos artificiales e innecesarios que obstaculizan el desarrollo del país. Se han creado mitos y sofismas en los temas ambientales, el aprovechamiento de los recursos naturales y la gestión del riesgo. Desafortunadamente, las personas que dirigen estos temas y los “lobbystas” (particularmente los “ecologistas”), en esta y las administraciones anteriores, no siempre competentes y no siempre dispuestos a dejarse aconsejar, han hecho retroceder el desarrollo de Costa Rica de maneras significativa. Es necesario que el país supere la etapa de los mitos y las ideologías y evalúe objetivamente sus necesidades y la potencialidad de sus propios recursos. Podría ofrecer numerosos ejemplos que ilustran esta condición, que a lo que conduce es solamente hacia un estancamiento del desarrollo nacional.

 

8.   ¿Desearía plasmar algún comentario adicional?

Desearía incorporarme a la Academia Nacional de Ciencias y tener la oportunidad de compartir mis experiencias y conocimientos acumulados durante ya casi 40 años de trabajo continuo e intenso.