Gabriela Villalobos-Zúñiga, estudiante PhD.

Nuestra Ticotal Gabriela Villalobos-Zúñiga, estudiante PhD. es nuestro Talento Destacado del mes de setiembre, 2021.

Gabriela se graduó de Ingeniería en Computación del Tecnológico de Costa Rica. Ella desde que estaba en el colegio soñó con estudiar en el extranjero y una manera fantástica de hacerlo y además profundizar sus conocimientos era estudiando una maestría. Por lo que decidió escucharse a sí misma para entender en qué área de la computación le gustaría especializarse. Con el tiempo y la experiencia trabajando descubrió que le encantaba el área de Human-Computer Interaction. Y así fue como empezó a buscar programas de maestría. Presentó sus solicitudes a varias universidades europeas para al final aceptar el programa idóneo.

Fue así como ingresó al programa de maestría dual del European Institute of Technology donde cursó un año en París y otro en Helsinki. Luego inició su doctorado en la Universidad de Lausanne, en Suiza donde ha vivido los últimos 5 años.

Recientemente fue contratada en Costa Rica por una empresa multinacional para dirigir el equipo global de User Experience (UX) lo que es un gran reto y un gran logro para su carrera profesional.

 

 

1.    ¿Cuáles en su caso fueron los determinantes y/o oportunidades para salir del país?

 

Desde que cursaba el colegio siempre me interesó estudiar en el extranjero. Cuando me gradué, empecé a estudiar la carrera de ingeniería en Computación y una vez graduada siempre sentía esa atracción por vivir en el extranjero. Una manera fantástica de hacerlo y además profundizar mis conocimientos era estudiando una maestría. Así que decidí escucharme para entender en qué área de la computación me gustaría especializarme. Con el tiempo y la experiencia trabajando entendí que me encantaba el área de Human-Computer Interaction. Y así fue como empecé a buscar programas de maestría. Presenté mis solicitudes a varias universidades europeas para al final aceptar el programa idóneo. Así ingresé al programa de maestría dual del European Institute of Technology donde cursé un año en París y otro en Helsinki. Durante este tiempo tuve el apoyo incondicional de mis padres que me ayudaron a mantenerme viviendo en Europa. Luego empecé mi doctorado en la Universidad de Lausanne, en Suiza donde he vivido los últimos 5 años.

 

2.    En términos generales,  ¿cómo describiría sus condiciones de vida en el exterior (p.ej. jornada de estudio y/o trabajo, se han cumplido sus expectativas de lo que sería desenvolverse profesionalmente en el extranjero, principales obstáculos que se le han presentado)

Las jornadas de estudio durante mi tiempo de maestría fueron bastante agradables. Existía un buen balance entre tiempo de lecciones, estudio, eventos sociales y turismo. Con respecto al doctorado, las condiciones de vida fueron aún más favorables porque al trabajar como asistente de investigación y tener un ingreso económico, esto hacía que se viviera con más holgura económica. También tuve un muy buen balance estudio/trabajo/vida personal. Realmente las restricciones de tiempo llegaron cuando se acercó la escritura de la tesis, pero estoy segura que es normal y le pasaría a cualquier estudiante de doctorado.

 

3.    ¿Qué tipo e intensidad de  contacto  profesional mantiene con CR?

 

He mantenido contacto con colegas con los que trabajé un tiempo. También estoy al tanto de las actividades que realizan otros investigadores que regresaron al país y ahora son profesores en la Universidad de Costa Rica y en el Tecnológico de Costa Rica. Durante mi doctorado incluso trabajé en un proyecto de colaboración con una colega de la UCR.

 

4.     Recomendaciones de iniciativas que apoyen que el talento en el extranjero actúe como agentes del  desarrollo en Ciencia y Tecnología.

Sería muy positivo crear más centros de investigación en el país tanto de capital público como privado para poder atraer talento que se encuentra en el extranjero y así también lograr conexiones con otros centros de investigación en el extranjero.

Otra posibilidad podría ser que los profesionales en el extranjero tengan un medio para comunicar al talento en Costa Rica, sobre oportunidades que se abren en el extranjero. Por ejemplo durante mi doctorado en el laboratorio al cual pertenecía se abrieron varias posiciones para nuevos estudiantes de doctorado. Yo las compartí en mis redes sociales e incluso contacté directamente a potenciales candidatos. Sin embargo, no recibí a nadie interesado. Tal vez teniendo una plataforma popular donde constantemente se estén ofreciendo estas oportunidades ayudaría más a incentivar el desarrollo de la Ciencia y Tecnología.

 

 

5.    ¿Estaría dispuesto(a) a regresar al país si se presentan las posibilidades idóneas?

Uno de mis mayores temores al finalizar el doctorado era no poder encontrar la oportunidad laboral en donde pudiera desarrollar mis conocimientos científicos en Costa Rica. Sin embargo, hace un par de meses fui contratada por una empresa multinacional para dirigir el equipo global de User Experience (UX) y estoy muy contentan con este nuevo reto profesional.

 

6.    ¿Cuáles incentivos considera pertinentes para retener al talento científico en el país?

Contar con presupuesto para proyectos de investigación, crear un laboratorio equipado para realizar experimentos de Human-Computer Interaction. Por ejemplo tener espacio para hacer observaciones, estudios que involucren simulaciones de realidad virtual y aumentada, estudios que utilicen eye-trackers. Además, incrementar las relaciones de las universidades nacionales con universidades extranjeras para tener más proyectos colaborativos.

 

7.    En su área de trabajo, ¿cuáles serían las necesidades de desarrollo del área en CR?

 

Una necesidad es la formación de más profesionales en el área de interacción humano computador para que estos puedan enseñar a los estudiantes que inician su carreara de ingeniería.

 

8.    ¿Desearía plasmar algún comentario adicional?

Trabajar y estudiar en el extranjero es una oportunidad que permite abrir la mente a situaciones muy diferentes de las que se viven en nuestro país, es una oportunidad para crecer en el área personal, mental y espiritual. Estar en contacto con personas de culturas distintas y puntos de vistas diferentes es una de las experiencias más enriquecedoras que he tenido y que han cambiado mi forma de ver la vida. Mi mensaje para aquella persona que esté pensando aventurarse en vivir en el extranjero es que no lo dude, tendrá más momentos para estar agradecid@ que para lamentarse.